, ,

Nuevo trabajo: cifras que importan

Nuevo trabajo: cifras que importan

Te llaman de un nuevo trabajo. Tienes suerte. O mejor aún, te cambias de trabajo. Tienes mucha suerte. ¿De verdad? Pues depende.

Generalmente las empresas que van mal no contratan gente, pero tampoco suelen salir a bolsa y a veces lo hacen. Para estar seguro, nada como echar un vistazo a sus finanzas. Antes de aceptar una oferta de empleo es interesante consultar las cuentas de resultados. Saber cuánto venden es importante, saber cuánto ganan es más importante y saber cuánto pagan es clave. Porque hay una cosa que debes saber: las cuentas son públicas y puedes consultarlas. En la cuenta de pérdidas y ganancias existe una línea llamada “Gastos de Personal”. Como su nombre indica, el importe refleja lo que la empresa se gasta en sus empleados.

Antes de cambiar de empleo infórmate sobre la nueva empresa
AQUÍ

No seamos ingenuos, la contabilidad creativa a veces permite meter ahí alguna cosa que no corresponde sólo a eso. Lo que sí está claro es que todo lo relativo a retribuciones va ahí: salarios, beneficios, bonus…etc. Lo interesante es la variación. Tanto si crece como si disminuye,  cuidado: ¿lo hace también el número de empleados? Este dato también es público y lo encuentras generalmente en la primera página o en el informe que compres. Calcular el ratio de gasto de personal sobre empleados no te da en ningún caso el salario que vayas a cobrar pero la evolución de ese dato si te dice si los sueldos suben o bajan en media.  (Aviso navegantes, lo de “media” es muy importante, aquí se incluyen desde los salarios de la alta dirección hasta el de los becarios).

No desmerezcamos a las demás líneas de una cuenta de resultados, ni a otras herramientas financieras como los balances (de hecho es la herramienta determinante para ver la salud de la compañía), si tienes conocimientos económicos, aportan mucha información. Quizás dediquemos otro post a traducir cada una de ellas porque son muy reveladoras.

Lo que es importante es, que si vas a fichar por una empresa, mires sus cifras, y sobre todo, su evolución. Si lo haces antes de la entrevista te marcas un punto con el de Recursos Humanos (cuidado, si las cifras son malas y las comentas, sal directamente de la sala, eres el rival más débil), si lo haces después, puedes evitar equivocarte. Y que quede claro: la información te ayuda a decidir pero las decisiones nunca están libres de riesgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *