, , , ,

Líder o leader

Líder o leader

Es cierto que el término líder (en inglés, guía) no aparece hasta el siglo XIV y que la palabra liderazgo es del siglo XIX. Sin embargo, pensadores como Homero, Erasmo y Tomás de Aquino desarrollaron, sin saberlo, una auténtica teoría de lo que supone el líder y su gestión como tal. Nosotros analizamos dos de las versiones del término…  y también hacemos mención al concepto de liderazgo:

 El líder NO nace, se hace: si eres de este bando, opinas que todos nacemos con las mismas posibilidades y nadie juega con ventaja… aunque no garantizas que sea cierto al 100%. Hay personas que traen de manera natural, una serie de atributos asociados al liderazgo pero eso nos les otorga el título de líder de buenas a primeras. Para llegar a serlo, hay que currárselo y mucho. Hay que invertir una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en pulirse, entrenarse y lo más importante, apasionarte por dedicar tu tiempo al servicio de los demás.

líderes 1

 El líder nace, es: Si estás en este equipo eres de los que piensa que ser líder es un don reservado a unos cuantos privilegiados. Los llamados (sin que ellos lo elijan) a movilizar a grupos de personas que se convierten en seguidores. Esto es como el que nace guapo o menos guapo, te toca o no. ¿Significa que eso que al igual que hay quien nace para ser líder hay quien nace para no serlo nunca?

Desde nuestra experiencia, ser líder no es sólo un oficio o una profesión, sino una forma de vida. Y está en manos de cada uno, decidiendo hasta donde llegan nuestros límites de aprendizaje y desarrollo (el guapo o se cuida o a la larga, no es tan guapo).

líderes2

El liderazgo entendido como una ciencia: puedes encontrar libros sobre esta temática en cualquier sitio, creemos que hasta el Corte Inglés (ojo a sus cifras de facturación) ya cuenta con una sección propia sobre liderazgo. ¿Ciencia? Si damos una vuelta por Google (descubre a sus líderes en España) enseguida nos percatamos de que el liderazgo no es igual a “la ciencia que estudia… bla, bla, bla”. Sin embargo, existe un volumen de información relevante como para considerar que sí se le podría atribuir cierta responsabilidad científica. Podríamos analizar, medir y comparar las diferencias entre los casos de éxito más sonados y así establecer conclusiones que sirvan como modelo a los líderes que vendrán.

#ReflexiónNETO: Con atributos o sin ellos, no seremos nunca buenos líderes si no somos buenas personas… y esa tarea de auto-liderazgo es una responsabilidad que nos ocupará toda la vida. Comentarios a neto@infoempresa.com.

 Este post está inspirado en un artículo de Imanol Ibarrondo, fundador y presidente de Incoade.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *